Skip to content
Published mayo 3, 2018
Seamos honestos, brutalmente honestos. ¿Les parece?, Ya es tiempo ¿no?.
Somos ignorantes, casi analfabetos para lo que hoy está ocurriendo, cualquier otra forma sería pecar de arrogantes, soberbios y ombligocéntricos, no obstante así también, algunos, quiero creer que la mayoría de ustedes, saben que este tipo de arrogancia no es benigna, que no aporta ni menos ayuda a abrirnos a la receptividad de salir de aquel analfabetismo y aquella ignorancia. Todo está siendo cuestionado de una forma nunca antes en nuestra humanidad ha ocurrido, estamos llenos de “ismos”, que esconden lamentablemente lo mismo, la separación, pero, ¿cómo podemos como pueblo unificarnos? y acá sucede algo bastante iluminador para salirnos de aquella ignorancia; La Naturaleza…, de nuestro planeta, de nuestro sistema solar, de nuestro sistema galáctico y también de nuestra mente, por que es a través de nuestro sistema sensorial y nuestra capacidad mental de darnos cuenta, consciencia se llama, de que es lo que nos puede dar aquella motivación para la unificación, y no solo la naturaleza que hoy nos gobierna, nos gobernó y nos gobernará y por ende reconocer en ella, la naturaleza de nuestra mente, que ya es tiempo de entender de que es simbiótica, es decir, inseparables, si hace frío nos abrigamos desde el instinto más bajo hasta la consciencia más sublime, desde el callejero abandonado y solitario hasta el burgués mas apetecido y afamado, o por lo menos ambos se mueven y van en búsqueda de aquel abrigo que la naturaleza le está sometiendo, ya sea con un cartón para abrigarse o el apretar el swicht del celular para activar la calefacción central del lugar que habita y bueno entonces, seamos honestos aún más, la naturaleza nos somete, el Sol nos somete, la Luna nos somete, el conjunto de hoyos negros de nuestro Centro Galáctico nos somete, el plano/esfera estelar nos somete, nos demos cuenta o no nos somete igual, pero así como nos somete, tenemos aquella maravillosa forma de liberarnos también a través de ellos; ¿y cómo podemos liberarnos?, con la maravillosa capacidad que el ser humano sostiene desde la época del asentamiento agrícola, siendo pacientes y precognitivos, si precognitivos, clarividentes, futuristas, con los ciclos, naturales, que muchos conocen pero pocos practican o son enterados, con los estelares que casi nadie practica, con los de manchas solares que nadie conoce, y los galácticos que para muchos pertenecen a una condición casi mística imaginaria, irreal y fantasiosa, casi delirante. ¿verdad o no?, sí queridos lectores, así de ignorantes estamos frente a nuestra propia naturaleza, planetaria, lunar, solar, estelar y galáctica. Por ejemplo, me sorprende que al invitar a la Conexión Pléyades de este año, muchos hagan el hiperlink a sucesos de características angelicales, y que cuando les relato la profundidad estelar maravillosa que genera la naturaleza cíclica de este momento, y el “yoga estelar” que ella permite, no se alcance a ver como un suceso de aún, mayor trascendencia, es decir, más funs y seguidores tienen los ángeles pleyadianos que la sabiduría astronómica de nuestros ancestrales mayas en nuestro mapa de estrellas y su cualidad de darnos un momento claro y cíclico de consciencia estelar colectiva, en este caso la pleyadiana, que es el fundamento de la que muchos conocen “angelicalmente” curioso ¿no?, de hecho se le atribuye características pleyadianas a Quetzalcoatl, por que Quetzalcoatl, era practicante de la Conexión Pléyades 999. Como no reconocer, este conjunto de estrellas que titila ante nuestros ojos por que están justo al borde de nuestra capacidad visual como seres humanos, y que además están a una distancia de 400 años luz, que es lo que los ancestrales astrónomos mayas llaman un baktún, que pocos saben que son curiosamente 144.000 días, que es lo que demora un proceso de madurez dentro de la consciencia humana, como bien lo señaló mi querido, amado y recordado master de master, Don José Antonio Argüelles, discípulo del décimo primer Tulku Tántrico del Tibet el paranirvánico Chöyam Trungpa Rinpoche, si paranirvánico, el primer monje tántrico del Tibet llegado a occidente, obviamente no cualquiera es él primer monje del Tibet que ingresa a la cultura occidental, y es portador de un conocimiento de 2600 años de epistemología para entregarlo justo antes de que la globalización despertara, estúdienlo, les aseguro que los libros de Osho y Coelho, pasarán a ser regalados o quedarán empolvándose en sus estanterías y bibliotecas. Continúo, así como madura la fruta, así mismo madura la mente colectiva, sino preguntémosle a Galileo hace 400 años, un baktún, si él no fue quien nos regaló la capacidad de observar, (claro para la cultura occidental, los mayas mil años antes ya lo sabían), que el Planeta Tierra era Heliocéntrica y no que el universo era Geocéntrico como hace un poco más de 400 años se pensaba religiosamente, recordemos también que Galileo fue encarcelado en su laboratorio por decir y demostrar aquello, y que nos regaló el comienzo del método científico, que no es más que dar una receta para que el otro la pueda desarrollar, y que hoy por hoy necesita del “big data”, grandes máquinas de datos para saber si es cierto o no, a esta se le llama “materialismo científico horrendo” que cada vez más minimizan las capacidades sensoriales humanas (en algunos) y curioso que en los 315.000 años que el ser humano habita en este planeta, hayan pasado en occidente 314.600 años sin entender el mapa celestial, bueno, entonces podemos sentirnos como los grandes conocedores del universo, al tener mapas maravillosos en nuestro tiempo moderno, pero realmente ¿sabemos ocupar estos mapas?, ¿conocemos realmente los ciclos naturales? porque si Halloween, es la celebración en noviembre que da claridad humana para prepararse para el invierno crudo europeo, recordando a los muertos que lo lograron y tomando la fuerza ritual de ellos que sobrevivieron a este hostil pasar natural por los 52 días antes del Solsticio de Invierno, que seamos sinceros, una vez que ya llega el solsticio ahí termina, claro, con unos días más de frío, pero comienza el Sol a darnos su calor 30 segundos más día a día post solsticio, tanto así que a los 20 días después de él ya comienzan a verse flores. ¿por qué entonces, lo celebramos en noviembre?, con un calor que ya comienza a ser sofocante en el hemisferio sur, con calabazas que no existen, con monstruos invernales que no pertenecen a nuestra naturaleza celebrativa de aquel momento, porque, ¡acá para el día de recordar a los muertos estamos llenos de flores y vida!… raro por decir lo menos, pero la verdad nadie entiende Halloween en el hemisferio sur, sino, no se celebraría, pero en este caso, la televisión satelital ha ayudado mucho a traer celebraciones que no tienen nada que ver con lo que realmente se celebra, ¡horror!, ¿¡cómo es posible, tanta ignorancia por favor!?… si vas a celebrar Halloween, hazlo en mayo, el día 5 por ahí, ahí tendrás calabazas, ahí tendrás que preparar tu alacena para tener los granos suficientes para pasar el invierno, ahí tendrás que dejar las cebollas en algún rinconcito oscuro para que perduren, ahí las papas, bien oscuritas para que no broten y así el invierno crudo que en Chile es tremendo, puedas tener un poco de paz y el almidón necesario para permitir combatir el frío desde tu propio sistema digestivo. Por eso el “dulce (azucar=glucosa) o la travesura”, se ¿entiende?.
Estamos llenos, absolutamente llenos de mapas, pero sin posibilidad de navegarlos, por que la gula disfrazada de libertad los quiere navegar todos! y no se puede!, somos diversos, no dioses!, ni los dioses pueden!, paso a paso a la vez, naturalmente, no se puede tener un verano en un lugar de invierno!, no se puede!… no se puede hacer un Sol artificial, no se puede! y es innecesario hacerlo!, entonces no se debe!… como llegamos a la luz artificial de las megas ciudades?, donde nos perdimos?!… que nos llevó a transar en el mercado el apagar las estrellas, nuestro mapa estelar y oscurecer su brillo en nuestras vidas a través de la artificialidad eléctrica? para qué lo hacemos? quién dijo que debía hacerse?, crece y crece y no para, hasta cuando!?, ya sabemos por ciencia más que evidenciada que el modelo de desarrollo de hoy no es la forma, pero solo veo papers hiper-mega-académicos diciéndolo, pero los que los generan, estudiosos, profundamente estudiosos están en un pánico escénico lamentable producto de que son muy buenos alumnos modernistas todos y confían en las instituciones políticas! me podrán creer a que nivel de inocencia ilustrada hemos llegado?!, y no lo dicen con un díptico ni para mi abuela, ni para mis hijos, Stop! a tanto delirio modernista por favor!… si poco y nada sabemos del gobierno natural, solar, estelar, galáctico, poco y nada podemos beneficiarnos de ello, por eso seamos brutalmente honestos, somos ignorantes, somos tremendamente soberbios, somos analfabetos de la naturaleza, carentes de inteligencia natural, es por ello que hoy por hoy poco podemos entender que el desencaje que está ocurriendo, post tránsito por el eje del plano galáctico que demoró 9 horas en ocurrir el 21 de diciembre del 2012, que sigamos siendo honesto los únicos que informaron de aquel suceso fueron los Mayas en el “Daily Tortuguero 6 Post” de Yucatán, impreso en piedra, hace 1320 años por lo menos, con una exactitud que hoy por hoy ningún astrónomo occidental humildemente ha reconocido como el evento de estudio astronómico de mayor trascendencia en las historia humana!, seguramente por que los mayas, no son gringos, ni franceses, ni ingleses, no, son mayas, vivían en chozas, no en departamentos, ni tenían telescopios de big data, suceso que ocurrirá nuevamente en 5200 años más, 5200 años más!… por qué curiosamente nuestro sistema solar, también tiene un ciclo natural, así como el planeta tiene equinoccios, donde la noche se iguala con el día en duración y aquel momento el plano solar y el plano terrestre se encajan, es decir por algunos segundos quedan en el mismo plano, así el sistema solar completo, pasó por el eje del plano galáctico por ¡9 horas! seguiditas!, en el hito, mito y rito del 21 de diciembre del 2012 y si los ancestrales mayas nos comentaron que estábamos en el ciclo de oscuridad y pasaríamos al ciclo de luminosidad, perdónenme, pero yo les creo, les creí el primero de enero de 1994, en abril de 1997, y sin dudarlo en diciembre de 1999, guerras mundiales se acuerdan?, dictaduras latinoamericanas se acuerdan? el genocidio indígena se acuerdan, el mayor genocidio en la historia humana, a punta de espada, biblias y cruces se acuerdan? oscuro no?… y si les creo, tengo pruebas y hechos, por ende pasé ha ser unos de los tripulantes de la torre de control de José, tortuga.com, se acuerdan?, ahí estaba en .html, MSN, IRC, ICQ, fuimos sin duda unos de los vanguardistas del spam, nuestra lista era de 15mil correos electrónicos, de una!, al mundo, los mayas, el fin del baktún, el cambio de paradigma, etc, etc, etc… y listo llegó el 2012, 9 horas, y al otro lado del equinoccio galáctico, chicos, muchachas, estamos en primavera galáctica y no lo sabemos!… todavía no lo podemos creer!?… y claro que no lo podemos creer por que siendo que es un ciclo enorme, que está en primavera, también hay un ciclo más pequeño, enorme también, que va a su propio invierno, y ese ciclo está en este enlace,- http://escuela.noosphere.cl/…/las-manchas-solares-desapare…/ -, es el ciclo del Sol, y sus manchas solares, que van hacia su mínimo solar, y por ende como buenos jardineros que prepara la seca y dura tierra de verano, con la primera lluvia de otoño, para tener cosecha en primavera, así también podemos hoy conservar lo que tenemos, preparar la plataforma, pasar el invierno, en calma, paz, cobijando nuestro nido, nuestros hijos, nuestras familias, con paciencia y calma, sereno, tranquilo, amado, sin prisa, sin angustia, suave, contenido, viendo la maravilla que es verlos crecer, mientras tu también vas creciendo con ellos, como la vida y la inteligencia mamífera lo pide, así simple, sin “ismos”, desde que somos mamíferos, mamones, de piel, ya que en un suspiro estaremos en la primavera de nuestro Sol y en el comienzo primaveral de nuestra galaxia, por allá por el 2023, pero hoy o podemos ser jardineros preparando la tierra, en esta maravillosa frecuencia mamífera o solo angustiados consumidores modernistas de la fruta de estación allá lejos cuando ya todo no sea creado, sino consumido en el mercado. ¿Cuál crees que tiene mayor inteligencia natural, el jardinero o el consumidor de modas?, ¿cuál de ellos eres tú?.
Como me comentó una querida y amada amiga ingeniera; “El problema es que la inteligencia natural no te deja vivir en esta sociedad”, entonces olviden lo que escribí quizás en 400 años más, en un baktún pleyadiano de distancia, algunos de nuestros tatara-tatara-tatara-taranietos/as, lo comprenda y lo viva.
Estamos comenzando el invierno de nuestra estrella local, vamos hacia su mínimo solar y sí, va a ser al parecer un invierno solar crudo, de mucha influenza, de muchos resfríos, de mucha anemia, sobre todo mentales, es cosa de ver nuestro delirante entorno, algunos lamentablemente ya lo están sufriendo más cerca de los que deseamos, otros con la paz de la naturaleza estamos para ayudar a sanarlos, como siempre dando el primer paso donde toda enfermedad comienza a sanar que es darnos cuenta, hacernos consciente donde estamos, naturalmente.
¿Qué cren ustedes?, espero comentarios.
6 Kan Costa de Curanipe, rumbo a la capital con medicina curandera.
 
🧙🏻‍♂️

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Hola, Bienvenida/o a la Escuela de Alta Consciencia, ¿en qué podemos ayudarte?
Translate »