Skip to content
Published mayo 13, 2018
El propósito de la historia ha sido culminado: la irradiación del hombre, la hominización del planeta,
el establecimiento de un real sistema electro-nervioso global, todo ha sido logrado.
Debemos entonces preguntar: ¿qué sigue?, ¿a dónde vamos de aquí?.
Phd. José Argüelles
Lento, muy lento se puede sentir el ascenso que hoy ocurre, incluso podemos sentir que no avanza, incluso que retrocede, pero así también si lo sabemos mirar, podemos observar que está en un plano acelerado, el motivo de esto, es que en nuestra sociedad se ha posado en una desvirtuada forma, como inconsciente colectivo, que el ascenso sea siempre considerado dentro de un proceso de felicidad, dicha y buen vivir, pero no hemos considerado el tránsito de agobio, de estancamiento, que ocurre antes de que tomemos consciencia del cambio que será beneficioso para entrar a la primera o segunda consciencia que nos motivará a mover nuestra voluntad para lograr la decisión, recién la decisión, de comenzar un cambio hacia esa dicha, hacia esa felicidad y hacia ese buen vivir. Bueno queridos lectores, ese es el tiempo y el momento que hoy estamos viviendo como colectivo humano, un re-acomodo general de transmitirnos nuestras desdichas, nuestras opresiones, nuestros reclamos y nuestro mal estar para comenzar recién a cambiar, claro, aunque los cambios han sido desarrollados ya, tenemos la poca buena fortuna, de que nos olvidamos rápido de que hemos cambiado y queremos ¡más!, y es bueno que más libertades sean las que batallemos para lograrlas, pero antes es necesario también agradecer los logros que han sido tomados, como dije en una nota anterior, existen tiempos creativos y tiempos para conservar lo creado, hoy por hoy, estamos en tiempo de incertidumbre, ya que lo que reclamamos con tanta desdicha hace 11 o 13 años atrás, y acuérdense bien, tuvieron logros bastante importantes, así también hoy estamos en un ciclo parecido a aquella incomodidad, pero, pero, ahora parece que el sentimiento es dual, primero tenemos que hacernos responsable de lo avanzado, lo cual en ningún caso es menor, antes de seguir reclamando la nueva desdicha que se siente en el aire venir, aunque nos sea pasionalmente inevitable ir nuevamente por ella, por eso el sentir es dual, por que para hacer un cambio paradigmático de proporciones es necesario responsabilizarnos por lo que estamos reclamando y proponiendo, no obstante para muchos, ese cambio, y ese reclamo anterior, quizás ponga en aprieto a sus propias bases paradigmáticas, entonces viene un cuestionamiento de proporciones, ¿realmente me involucraré al cambio social que hoy ocurre?, aquí bajamos las pasiones y al parecer vemos que nuestras propias bases paradigmáticas son desafiadas, y por ende, el sentir es dual y quizás temeroso o incluso mediocre, ¿vamos o no vamos?, ¿seguimos o nos aquietamos? y esta duda existencial es tremenda, ya que la anemia solar que hoy habita, que describiré en una siguiente nota, al parecer nos deja con crisis de pánico, frente a toda la desdicha y desgano que hoy habita por carencia de energía y voluntad. Esto ya sucedió con el 15M de Madrid el año 2008, hace exactamente 10 años atrás o casi un ciclo de manchas solares atrás, ¿curioso o no?, se acuerdan de las protestas sociales que llevaron a romper el binominal, derecha-izquierda de nuestra sociedad, que en realidad era lo mismo, acuérdense de las demandas sociales que cambiaron el mapa de nuestra era, para bien o para mal, nos guste o nos incomode, ellas sucedieron para cambiar el “status quo social”, es claro que estamos sorprendidos y sometidos a una incomodidad bárbara, y cuando digo bárbara, me refiero a barbarie, pero hace 10 años, cuando la Bolsa de New York, tenía Lunes negro, Martes negro, Miércoles negro, Jueves negro y le faltaban días a la semana para anunciar lo negro que era, donde toda la burbuja de especulación caía por su propia barbarie, ¿que creen ustedes?, ¿qué se pudo levantar después de 10 años?, ¿qué hoy la economía mundial es robusta, firme y constituida?, o si ven con sinceridad a nuestro alrededor, quizás, lo sombrío todavía no sea superado, y claro que no se ha superado y no se superará, amenos que cambie el paradigma que hoy opera, pero, ¿estamos dispuestos a vivenciar otra forma, otro paradigma?, es por ello que este ascenso que está acelerado, se siente como si estuviese estancado, como si no avanzara, con esa dualidad que genera pánico escénico, porque si, este ciclo lo que más genera es desconfianza mutua, como si todo nuestro alrededor fuese nuestro enemigo, como que todo nuestro entorno fuera hostil, y esto sucede por que estamos midiendo con la vara de la vieja época, la nueva. ¡Atentos y al acecho!. Estamos en una sociedad muy herida que requiere mucho cariño mutuo, y también enseñar/aprender a abrir ese cariño mutuo, que es compasión y entendimiento. Estamos todos sometidos a un desarrollo humano/tecnológico que nos va distanciando de los valores humanos, hacia la tecnocratización y ésta sin tiempo para la reflexión, nos sumerge en el individualismo desmedido que nos deja retirados de lo esencial, de lo humano, de lo mamífero y de lo social.
.
Hoy por hoy, somos seres humanos en tránsito y reflexión, de los desafío y dificultades de una era nunca antes señalada dentro de la historía humana, lo que genera que estemos ya cansados, agobiados, sin voluntad y energía para seguir sosteniendo una batalla a lo que nos ha sometido, e incluso carentes de creatividad para avanzar en lo que sabemos que debemos avanzar, y sí, quizás es mejor soltar riendas y esperar a algún superheroe, que haga el trabajo que es encomendado a cada uno de nosotros en este tiempo, la duda se posa en nuestra vida y en nuestras mentes, incluso llega aquel momento ingrato que como buen Síndrome de Estocolmo, sentimos que nuestro opresor es lindo y nos ha cuidado, por que tenemos la certeza que al día de hoy todavía nos mantiene vivos.
.
Atentos, pronto muy pronto es ciclo cambiará, así que a recuperar fuerzas y energías, a acecharte a ti mismo, que el siguiente avance pedirá mucho de ti y del contacto con tu propia esencia, incluso sin la necesidad de pensar en quien te oprime, ni quien te somente, por que sin la necesidad de darle atención, sabrás que nunca te sometió, sino que solo por ignorancia te dejasteis someter.
.

La Tierra en Ascenso.
.
La Tierra en tránsito de ascenso y nosotros dentro de ella. La paz es el camino, la consciencia del tiempo presente, su aliada.
.
Caco.
Claudio Arenas Vergara.
Escuela de Alta Consciencia.

Curanipe, Costa Pacífico Sur. Chile.

.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
Hola, Bienvenida/o a la Escuela de Alta Consciencia, ¿en qué podemos ayudarte?
Translate »